Conocí a Núria después de un infarto muy grave que padecí. Mi doctor me aconsejó buscar ayuda en un dietista para mejorar mi alimentación y disminuir los riesgos que me podía traer unos malos hábitos en el sistema cardiovascular. Comencé a trabajar con Núria y me he recuperado por completo, aumentando mi actividad diaria y mi energía.